misa

Santo Domingo- El Despacho de la  Primera Dama, ofreció este viernes una misa, por el éxito de la celebración del Torneo Mundial Invitacional de Tenis y el Congreso Global de Atletas de Olimpiadas Especiales, en noviembre del presente año y el Mes de las Madres.

El acto religioso fue encabezado por la Primera Dama Cándida Montilla de Medina y estuvo acompañada de directores, encargados y empleados del Despacho.

La misa se realizó en el Salón Galería de Primeras Damas en la sede de la institución  y fue oficiada por el sacerdote Gerardo Ramírez Paniagua (Padre Jerry).

En la homilía, el padre Jerry invitó a los presentes a seguir el mandamiento de Jesús de amarse los unos a los otros, como dice el evangelio de san Juan y a buscar la fortaleza del alma.

“Si espiritualmente tengo el alma fortalecida, físicamente puedo cambiar el mundo”, expresó.

El reverendo dio gracias  a Dios por la forma en que la sociedad y el mundo están cambiando la manera de ver  a las personas con discapacidad.

“Anteriormente un niño con habilidades diferentes era una problema para las familias, pero hoy los padres testimonian que es una bendición, que son personas autenticas, llenas de amor”.

 

El padre Jerry recordó que “amarnos unos a otros, es aceptar a cada uno con sus virtudes y defectos”.

Al término de la eucaristía los servidores del Despacho de la Primera Dama, depositaron una flor ante el cuadro de la Virgen María para recordar a la madre de Jesús y poner en sus manos a cada una de las madres del país.