Padre Gregorio Mateu, creador de la fundación “Felicidad para Todos”, oficia misa mensual del Despacho Primera Dama

09 de agosto, 2018
misa
 

Santo Domingo.- El sacerdote español Gregorio Mateu, quien ofició la misa mensual del Despacho de la Primera Dama, consideró que la vida es una fiesta que hay que saber llevar.

La primera dama Cándida Montilla de Medina encabezó la ceremonia, realizada en el Salón Galería de Primeras Damas. Le acompañaron su madre, Altagracia Espinal y su hermana Rosanna Montilla.

La eucaristía fue concelebrada por el padre Gregorio Ramírez Paniagua (Jerry) y asistida por el diácono Tirso Concepción. Tradicionalmente esta misa es oficiada por Ramírez Paniagua.

Además participaron directores, encargados, colaboradores del Despacho e invitados especiales.

El Padre Mateu comparó con bolas de cristal cinco pilares en la vida de una persona, la familia, la salud, los amigos y Dios, en alusión a la necesidad de cuidar estos aspectos.

Llamó a dar gracias por el pan de cada día, aunque destacó que lo más importante es el pan de vida, que lo da amar a Dios.

Precisamente, centró su homilía en que Dios ha hecho una alianza con su pueblo, al que demuestra misericordia sin importar sus pecados.

El matrimonio, dijo, no es un contrato, sino una alianza porque es el gran testimonio de Dios.

Otro punto que destacó fue el rol de madre, por su amor sin límites. “Donde no hay madre falta todo”.

Las moniciones del acto religioso estuvieron a cargo de Lucía Pérez; la primera lectura, de Yndhira Medina y el salmo responsorial, Mercedes Vargas.

 

Peticiones

Las peticiones, leídas por Librada Uzeta, incluyeron la salud del presidente Danilo Medina, su esposa Cándida Montilla de Medina y todo el pueblo dominicano.

También por todos los proyectos del Despacho de la Primera Dama, en especial el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) y por el éxito del Invitacional Mundial de Tenis de Olimpiadas Especiales, de noviembre próximo.

 

 Sobre el padre Gregorio Mateu Estarellas

Es sacerdote franciscano  de origen mallorquín. Diplomado en Sociología, Licenciado y Doctor en Pedagogía, Master en Educación y Licenciado en Psicología. Ha realizado cursos de especialización en Dirección de Centros Educativos, en Musicoterapia y en tratamiento de la depresión entre otros y dirigido clubes juveniles, centros educativos, seminarios de formación y escuela de padres.

Mateu es párroco de la Iglesia del Inmaculado Corazón de María, en Nueva York, es creador y presidente de la Fundación “Felicidad para Todos” a través de la cual trabaja en España, Puerto Rico, Ecuador, Perú, Paraguay, Estados Unidos y República Dominicana, llevando su mensaje de que es posible “ser felices y mostrarnos agradecidos, viviendo atentos a la voluntad de Dios y cumpliendo nuestras obligaciones.