Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Mensaje de la primera dama Cándida Montilla de Medina con motivo al día Internacional de la Mujer

Mensaje de la primera dama Cándida Montilla de Medina con motivo al día Internacional de la Mujer

Mensaje de la primera dama Cándida Montilla de Medina con motivo al día Internacional de la Mujer

Cada 8 de marzo, las mujeres del mundo celebran el Día Internacional de la Mujer para renovar sus reivindicaciones de igualdad y de derechos en todos los ámbitos de la vida pública y privada.

La celebración, consagrada oficialmente por las Naciones Unidas en 1975, arrastra detrás suyo una larga historia de luchas de las mujeres por la equidad. Fueron las mujeres de la clase trabajadora norteamericana, con su reclamo de igualdad salarial y mejores condiciones laborales en 1908, las que inspiraron una conmemoración que es hoy también parte de las agendas de los países y los gobiernos.

En la segunda década del siglo XX, en la República Dominicana un grupo de destacadas mujeres sale al ruedo público para reclamar los negados derechos de ciudadanía. Desde el Club Nosotras, primero, y Acción Feminista Dominicana, después, mujeres de la estirpe de Evangelina Rodríguez, Abigail Mejía, Ercilia Pepín y Petronila Angélica Gómez, entre muchas otras de igual valía, las mujeres dominicanas denuncian las desigualdades sociales y de género que las relegan a un papel secundario. Junto a ellas, intelectuales como los hermanos poetas Gastón y Fernando Deligne, colaboradores habituales de la revista Fémina, alzaron la voz para respaldar la justa exigencia.

Estas valiosas mujeres tuvieron predecesoras y continuadoras importantes: la cacica Anacaona; las independentistas María Trinidad Sánchez, Juana Saltitopa, Baltasara de los Reyes, Filomena Gómez de Coba y muchas otras; la poeta insigne Salomé Ureña; las que defendieron la soberanía durante la ocupación norteamericana de 1916; las que enfrentaron a la dictadura trujillista, que tienen como símbolo a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal; las que durante la Guerra de Abril de 1965 volvieron a convertir en bandera la soberanía frente a la segunda intervención de los Estados Unidos, y las que nunca han cejado hasta hoy en su combate por una sociedad igualitaria.

A todas ellas, el Despacho de la Primera Dama rinde homenaje y ante la memoria de las pasadas y la firmeza de las presentes, renueva su compromiso por una sociedad libre de violencia y desigualdades, en la que la mujer pueda desarrollar plenamente su potencial humano, espiritual e intelectual y gozar de los mismos derechos y prerrogativas  sociales, civiles y políticas que su par masculino.



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros