Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Palabras de la primera dama Cándida Montilla de Medina en la inauguración del Invitacional Mundial De Tenis

Palabras de la primera dama Cándida Montilla de Medina en la inauguración del Invitacional Mundial De Tenis

Palabras de la primera dama Cándida Montilla de Medina en la inauguración del Invitacional Mundial De Tenis

Muchos meses de trabajo intenso de servidores del Despacho de la Primera Dama y de voluntarios, nos han traído a este momento en el que la emoción colma nuestros corazones y nos acelera el pulso.

 

Un trabajo reforzado por el Ministerio de Deportes y su titular Danilo Díaz, que más que ofrecernos apoyo logístico y estratégico, se convirtieron  en actores solidarios de esta hermosa empresa. Al ministro Díaz le doy testimonio público de mi agradecimiento.

 

Frente a nuestros ojos, 300 atletas de 29 países participantes en este Invitacional Mundial de Tenis desfilan con alegría. Cada uno de estos rostros refleja la  promesa de un mundo sin diferencias, solidario, empático, inclusivo. Un mundo de esperanza.

 

Para muchos, las conductas discriminatorias son el resultado del individualismo y el hedonismo de la sociedad contemporánea. Para otros, y personalmente comparto este punto de vista, la discapacidad es una construcción social más que una condición física inhabilitante.

Sea como fuere, lo cierto es que la lucha contra la discriminación avanza empujada por el convencimiento mayoritario de que sus efectos dañan a la sociedad y a los individuos. 

 

En 1968, la visionaria Eunice Kennedy Shriver fundó Olimpíadas Especiales para que las personas con discapacidad pudieran demostrar que su condición no obstaculiza su desarrollo pleno si tienen iguales oportunidades que el resto.

 

Cincuenta años después, el mismo propósito anima este Invitacional Mundial de Tenis del cual la República Dominicana, el gobierno del presidente Danilo Medina y el Despacho de la Primera Dama sienten profundo orgullo de ser anfitriones. Agradecemos profundamente a Olimpiadas Especiales y a su presidente Timothy Shriver, habernos brindado su invaluable confianza y apoyo.

No encuentro otra mejor manera de terminar que no sea repitir las palabras que Eunice Kennedy Shriver pronunciara con ocasión de las primeras Olimpiadas Especiales en julio de 1968. Ella dijo:

“En la antigua Roma, los gladiadores entraban a la arena con estas palabras en sus labios: Quiero ganar, pero si no lo consigo, déjame ser valiente en el intento. Hoy, todos ustedes, jóvenes atletas, están en la arena. Muchos de ustedes ganarán. Pero aún más importante: sé que serán valientes y llenarán de orgullo a sus padres y a sus países”.

 

Que este Invitacional de Tenis sea la más hermosa fiesta del deporte y la inclusión, de la solidaridad y de la empatía.

 

Sean todos y todas bienvenidos a esta tierra que los recibe con el corazón en las manos.  ¡Que Dios les bendiga!



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros