Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Despacho Primera Dama reconoce aportes del doctor Antonio Zaglul a la psiquiatría

Despacho Primera Dama reconoce aportes del doctor Antonio Zaglul a la psiquiatría

Despacho Primera Dama reconoce aportes del doctor Antonio Zaglul a la psiquiatría

La primera dama Cándida Montilla de Medina, encabezó el acto de desvelizamiento de tarja e memoria del doctor Zaglul, en RESIDE, acompañada de funcionarios de esta institución y familiares.

Santo Domingo.- El Despacho de la Primera Dama rindió un homenaje en memoria del maestro de la psiquiatría dominicana y filántropo, Antonio Zaglul Elmúdesi con el desvelizamiento de una tarja en el Centro de Rehabilitación Sicosocial y Desarrollo Humano (RESIDE).

La actividad estuvo encabezada por la primera dama de la República, Cándida Montilla de Medina, quien destacó que la impronta dejada por el doctor Zaglul en la psiquiatría dominicana es imperecedera, por haber sido un médico de arraigada vocación y de un ejercicio profesional impregnado de un profundo humanismo.

En el emotivo acto estuvieron presentes su esposa, Josefina Záiter de Zaglul, sus hijos Miguel y Antonio Zaglul, su hermana Milagros Zaglul, de 95 años de edad y su sobrino Joaquín Zaglul. 

También la presidenta de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, Marisol Taveras, el coordinador y el director Médico de RESIDE, doctores César Mella y José López y el Padre, Gregorio Alegría, de la Parroquia San Francisco de Asís de la Nueva Barquita.

Igualmente participaron varios funcionarios del Despacho de la Primera Dama, incluyendo a Martha Rodríguez de Báez, coordinadora técnica y dos discípulos del doctor Zaglul, Carlos de los Ángeles y Luís Rafael Serret.

La bendición del acto estuvo a cargo del padre Alegría quien compartió con los presentes la oración por la paz de San Francisco de Asís.

El salón de eventos donde además se desveló una foto del filántropo de la psiquiatría y la portada del libro “Mis 500 Locos” fue nombrado como “Salón Antonio Zaglul Elmúdesi”.

Posteriormente se formará la Galería de Psiquiatría, donde otros destacados psiquiatras dominicanos serán incluidos.

Montilla de Medina dijo que para el Despacho de la Primera Dama es motivo de orgullo que RESIDE inaugure su galería de psiquiatras destacados desvelizando la tarja que lo honra y su fotografía.

Resaltó que compartir la nacionalidad con un hombre de la estatura profesional, social y humana de Antonio Zaglul es un privilegio que todos los dominicanos y dominicanas exhiben con satisfacción y gozo.

RESIDE fue entregado recientemente por el presidente Danilo Medina y la primera dama Montilla de Medina en la comunidad modelo La Nueva Barquita, Santo Domingo Norte.

La primera dama expresó que el libro “Mis 500 locos”, más que reflejar su experiencia como director del entonces Hospital Psiquiátrico Padre Billini, es un apasionado alegato a favor del trato humanitario de los enfermos mentales y, por ende, una crítica a los procedimientos aplicados entonces a los pacientes.

Definió al doctor Zaglul como un escritor prolífico sobre temas de Psiquiatría, un agudo observador de la realidad dominicana y analista psicosocial cuyas tesis guardan aún notable validez.

 

Un hombre que amó la vida plena

“Ese fue el doctor Antonio Zaglul: psiquiatra de prestigio en el país y en el extranjero, investigador, analista de la sociedad, comprometido con la justicia y la libertad, escritor y, han dicho siempre de él sus amigos, excelente tertuliano. Es decir, un hombre que amó la vida plena y ardorosamente”.

Precisó  que la amplitud de su compromiso social abarcó también a las mujeres.

“El doctor Zaglul fue el primer biógrafo de Evangelina Rodríguez, la primera médica dominicana, que pagó con su salud mental su osadía profesional y su vertical oposición a la dictadura de Trujillo”.

Para él, agregó, las debilidades imputables a la sociedad dominicana, que analizó con gran rigor teórico, hundían sus raíces en las  agitadas experiencias de la colonia que reprodujeron su efecto negativo a través de los siglos subsiguientes.

Recordó que en un artículo que anticipó el libro, el eminente psiquiatra escribe sobre Rodríguez: “Fea, mal vestida, genial, es despreciada por una sociedad decrépita, dominada por hombres que nunca aceptaron que la humilde mujer fuese capaz de estudiar una profesión erróneamente considerada solo para hombres”.

 

Nuevo impulso a la salud mental

La esposa del filántropo doctor Zaglul agradeció el reconocimiento a nombre su familia y valoró la iniciativa de la primera dama de poner en funcionamiento un centro de apoyo a la salud mental como RESIDE.

“Esta iniciativa es algo que viene a darle un nuevo impulso a la salud mental en nuestro país, a colocar a la lucha consiente, porque ya no es solo atenderse sino prevenir”

También, añadió, es integrar nuevamente a la sociedad reconociendo que las personas que en determinada situación o circunstancia tienen un trastorno de comportamiento debe ser atendidos con dignidad y procurar que se le reconozca como ciudadano y se integre, se involucre y se acepte en la sociedad sin estigma ni maltrato”.

 

Médico divulgador de conceptos

Záiter de Zaglul  dijo que como médico psiquiatra, su esposo, se destaca por el ejercicio humanista de la profesión en el desarrollo pleno de su vida profesional, que no solo fue médico de diagnóstico, sino un divulgador de conceptos de diversas formas de abordar el dolor, el sufrimiento humano y la dignidad de la enfermedad.

“Yo diría que de toda mi vida lo conozco… Formamos nuestro matrimonio, y fueron muchos años importantes en la vida de él y en la mía, tuvimos 3 hijos, era una relación de bastante horizontalidad, de comunicación, de cariño, era un hombre profundamente humanista con una alta sensibilidad en las problemáticas sociales de su país y del mundo entero”, relató

Záiter de Zaglul  narró que a su esposo le gustaba leer mucho, investigar, comunicar, eminentemente abierto y que no hacía distinciones. “Él tanto se podía juntar como fue embajador, en España con el Rey de España, como con un obrero, a ambos le daba el mismo trato y le reconocía  la misma dignidad”.

Consideró que esta tarja simboliza un reconocimiento que hacen a la labor del doctor Zaglul en pro de la salud mental del pueblo dominicano y por la dignidad de los enfermos mentales.

“Yo le diría a Tony, con su nombre más familiar, mira para que tú veas todavía tu legado, tus intereses, tus preocupaciones son recogidas porque sí debo decir, desde que él falleció no ha habido un día que alguien no me le recuerde, que no me le reconozca”, expresó.

 

Gratitud eterna al doctor Zaglul

La lectura de la semblanza del doctor Zaglul, le correspondió al psiquiatra Mella, quien consideró que el acto es una representación positiva que rinde homenaje a un grande de la medicina y de la psiquiatría

“Mucho de lo que soy hoy se lo debo con gratitud eterna al doctor Zaglul. También agradezco a la primera dama porque hace tres años le dije, dona Candy vamos a dedicarle un salón y ella por supuesto por su condición de psicóloga acogió la idea con mucho entusiasmo”, resaltó el doctor Mella.

 

Semblanza del doctor Antonio Zaglul

El doctor Antonio Zaglul nació el 2 de abril del 1920, en San Pedro de Macorís, su padre José Miguel Zaglul su madre Clara Elmúdesi eran dominicanos de origen Libanes  el doctor Zaglul se doctoró de medicina en la UASD con una tesis extraña para su tiempo, Apuntes sobre la distermia: alteraciones de la temperatura en los pacientes.

Bajo su dirección se realiza el traslado del Manicomio de Nigua al nuevo Hospital Psiquiátrico Padre Billini, situado en el Km 28 de la Autopista Duarte.

El doctor Zaglul es meritísimo de la UASD, directivo de la UASD, decano de la UASD, maestro de la medicina y ha tenido todos los reconocimientos de estudios en España.

De manera constante desde 1966 hasta 1996 publicó columnas en los periódicos El Nacional, El Caribe, Hoy y El Siglo. En el suplemento  del periódico Hoy “Isla Abierta”.

En 1985  fue condecorado por el Real Decreto con la Gran Cruz de la Orden del Mérito, concedida por el Rey de España.

El Ayuntamiento de San Pedro de Macorís, lo declaró “Hijo Meritísimo” en 1973.

En 1978 fue declarado “Maestro de la Medicina Dominicana” por la Asociación Médica Dominicana.



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros