Neurólogo dominicano radicado en EE.UU se emocionó al ver que su país tiene centros como los CAID

31 de octubre, 2017
neurologo
 

El doctor Aristóteles Peña está feliz, celebra que el país tiene un centro especialmente para niños con discapacidad, refiriéndose al Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID).

En visita por motivos profesionales al país, este dominicano radicado en Luisiana, Estados Unidos, recorrió las instalaciones del CAID Santo Domingo Oeste, quedando impresionado con las atenciones que ofrecen a niños con síndrome de Down, autismo y parálisis cerebral.

 

Es lo que necesitan los niños con discapacidad

Dijo que como neurólogo pediátrico que atiende más de 5 mil pacientes al año, este centro le deja gran satisfacción, ya que constituyen el espacio de atención que verdaderamente necesitan los niños con discapacidad.

Cuenta que en 1983 salió muy triste de República Dominicana por la pobre atención que en ese momento había para los niños con discapacidad, pero que hoy el panorama ha cambiado y eso le da gran alegría.

 

“Estos centros hay que apoyarlos”

Emocionado con todo lo que vio en el CAID, pide a la clase médica, a la ciudadanía y los gobiernos futuros, que mantengan estos centros en el tiempo debido a que los niños con discapacidad necesitan de atenciones especiales y sufren mucho si no las reciben.

“Los niños que más atención necesitan son los que tienen alguna discapacidad, muchos de ellos no pueden quejarse porque no tienen la habilidad para expresarse”, señaló.

 

Quiere ser parte de los CAID

Valoró altamente la iniciativa de la primera dama, Cándida Montilla de Medina, al concebir y materializar estos espacios de salud dirigidos a esa población, iniciativa que forma parte de las políticas sociales e inclusivas que lleva a cabo el presidente Danilo Medina.

“Yo quiero extender un voto de gratitud a la Primera Dama, aprecio mucho este esfuerzo y quiero ser parte del mismo, aunque sea desde el extranjero” dijo.

 

Experiencia y compromiso

El doctor Peña trabaja en el St. Francis Medical Center, en Monroe, Luisiana.  Además, en ese mismo estado, cada mes presta servicios en la Escuela de Educación Especial de la ciudad de Alexandria.

En esos centros ve diariamente niños con diversas discapacidades a quienes lleva alivio y desarrollo gracias a sus investigaciones, experiencia, capacidad de observación y cariño.

Es por ello que se identificó profundamente con los CAID, pero sobre todo con la calidad del trabajo multidisciplinario que desarrollan en beneficio de estos pequeñitos.

Recientemente fue el primer neurólogo pedíatra en el estado de Luisiana, reconocido por la implementación del tratamiento curativo de la Atrofia Muscular Espinal.

 

Dictó conferencia en el CAID Santo Domingo Oeste

Tras su recorrido por el CAID Santo Domingo oeste, dictó una conferencia a los  especialistas de este centro, sobre diagnóstico referencial de la parálisis cerebral.

Compartió su experiencia sobre un marco de referencia de la enfermedad, a fin de que los diversos especialistas puedan diagnosticar de manera temprana si el niño o niña tiene o no esta condición.

 

Signos de posible parálisis cerebral

Los signos de parálisis cerebral suelen aparecer en los primeros meses de vida del bebé, pero muchos niños no reciben un diagnóstico hasta los 2 años o más.

En general, los signos tempranos de parálisis cerebral incluyen retrasos en el desarrollo, tono muscular anormal y postura anormal.

El doctor Peña señaló que se debe prestar atención a esos comportamientos.  Hay signos de alerta que inicialmente presentan los pequeñines con parálisis cerebral, entre ellos si a los 4 meses no levanta la cabeza, si a los 7 no se sienta o si a los 13 meses no camina.

Otra alarma es si extiende una mano mientras la otra permanece rígida.

 

Aspectos favorables de un diagnóstico temprano

Sostiene que la parálisis cerebral es una condición que involucra a la toda la familia, y que un diagnóstico temprano permite un mejor manejo de la situación.

Primero, se activan oportunamente los servicios centrales en la familia.

Segundo, se les brinda confianza a los padres y se les informa sobre el pronóstico y complicaciones.

Tercero, se orientan todas las acciones para que se conviertan en defensores del mejor interés del niño.

El especialista en neurología pediátrica también habló de factores de riesgo que intervienen en la parálisis cerebral desde antes de la concepción de la criatura.

Entre ellos citó factores genéticos, si la embarazada está expuesta a sustancias químicas, falta de oxígeno del bebé al nacer, la prematuridad, infecciones durante el embarazo entre otros.